Nos traducteurs assermentés

Las traducciones juradas sólo son reconocidas por las autoridades si han sido realizadas por traductores jurados. Estos deben cumplir ciertos requisitos y pasar un examen en el tribunal regional. Los traductores que hayan obtenido un título en traducción e interpretación deben poder demostrar que han trabajado como traductores o intérpretes durante al menos dos años. Mientras que los traductores que no hayan completado esos estudios deben poder demostrar cinco años de actividad profesional en este campo.

Los requisitos para los traductores oficiales son muy altos. Además de un perfecto conocimiento del idioma de origen y del idioma de destino, se requiere un sólido conocimiento del sistema jurídico y judicial de los países en los que se hablen sus idiomas de trabajo. La terminología y la redacción son muy específicas en el sistema judicial y se deben tener en cuenta y respetar los factores formales.

Asimismo, los traductores jurados están legalmente obligados a cumplir con una redacción específica en una traducción jurada. Son responsables de la exactitud de la traducción que certifican con su firma y sello.

Cómo se realizan las traducciones juradas

Como ya hemos mencionado anteriormente, sólo los traductores oficiales están autorizados a realizar traducciones juradas para particulares, autoridades, tribunales, bufetes de abogados y empresas.

En JuraLink, nuestros clientes particulares suelen pedir certificados, diplomas, documentos de estado civil, carnets de conducir, certificados de pensión, poderes y certificados médicos.

Nuestros clientes empresariales, suelen encargar traducciones oficiales de notificaciones de liquidación de impuestos, extractos del registro mercantil, acuerdos de accionistas, balances de empresa y pruebas de trabajo por cuenta propia, como las inscripciones y bajas empresariales.

Las traducciones juradas de textos jurídicos como contratos notariales, testamentos, extractos del registro mercantil o contratos de venta de bienes inmuebles sólo tienen validez legal cuando han sido traducidos y certificados por un traductor oficial que certifica la exactitud e integridad de la traducción jurada, es decir, todas las traducciones juradas llevan la firma y el sello del traductor oficial y, si es necesario, una apostilla del tribunal regional.

Los traductores jurados de JuraLink tienen muchos años de experiencia en la realización de traducciones oficiales. Las empresas con orientación internacional, las autoridades estatales y los bufetes de abogados utilizan regularmente los servicios de nuestras oficinas de traducción. ¿No lo vas a probar tú también?