Traduction assermentée des comptes annuels

¿Para qué es necesaria la traducción de cuentas anuales?

Las autoridades, como la oficina de impuestos o el banco, suelen pedir a las empresas que presenten un balance o un estado financiero anual. Si tu empresa está ubicada en el extranjero, es necesario proporcionar una traducción jurada de tu estado financiero anual o de tu informe o balance anual. Sólo una traducción jurada con un sello oficial por un traductor jurado será aceptada por las autoridades fiscales. Muchos de nuestros traductores jurídicos se especializan en la traducción de cuentas anuales, informes anuales y balances, por lo que siempre estaremos encantados de asumir tus traducciones de forma competente.

Traducción profesional de informes anuales, cuentas anuales, balances y mucho más

Además de la traducción lingüísticamente correcta, también nos aseguramos de que todas las traducciones de informes anuales, traducciones de balances o traducciones de cuentas anuales sean realizadas por abogados, traductores técnicos especializados o traductores jurados.

Muchos de nuestros traductores tienen una formación multiprofesional, es decir, que además de traductores también son abogados especializados en la traducción de cuentas anuales y también pueden jurarlos oficialmente si es necesario. Por lo general, los traductores jurados deben aprobar no sólo exámenes de idiomas muy difíciles, sino también exámenes jurídicos para garantizar que tengan la mejor formación posible en la traducción de cuentas anuales, que forman parte de su rutina profesional diaria, y que por lo tanto son competentes en todas las esferas del derecho. 

¡Confía en nosotros, confía en JuraLink! Nos complace asumir todos los proyectos cuando se trata de traducciones de cuentas anuales y balances. Tus textos serán procesados inmediatamente por nuestros gestores de proyectos, lo que garantiza que la traducción jurada te llegue lo más rápido posible.

En la mayoría de los casos, los traductores jurados de nuestro equipo, muchos de los cuales son también abogados, se encargan de la traducción de tus cuentas anuales y balances. Podemos garantizarte que están familiarizados tanto con los aspectos jurídicos como con las peculiaridades lingüísticas de los idiomas de origen y de destino con las que trabajan.