Traductions assermentées

En JuraLink somos expertos en traducciones juradas. Te aseguramos un perfecto dominio de los idiomas de origen y de destino, así como una perfecta comprensión del tema en cuestión. Nuestros traductores jurados tienen instrucciones de tener en cuenta la naturaleza del documento y traducir dependiendo del destinatario de la traducción. La fiabilidad y los altos estándares son nuestros puntos fuertes. Nuestros métodos de trabajo son tu garantía de calidad. Te escuchamos para entender tus necesidades y proporcionarte el mejor apoyo posible para tu proyecto. Pero antes de nada pasemos a explicar un poco la traducción jurada.

¿Qué es una traducción jurada?

A menudo, las autoridades públicas exigen traducciones juradas, como por ejemplo, para una licitación o para una solicitud de visado o un establecimiento en el extranjero. Estos documentos se realizan por traductores jurados, que les dan su carácter oficial, lo que los distingue de una traducción estándar.

Una traducción jurada es, por lo tanto, una traducción certificada de los documentos administrativos y jurídicos para que puedan ser reconocidos como documentos oficiales por las autoridades de otro país.

Sólo los traductores jurados están autorizados a realizar traducciones juradas

Para que una traducción jurada sea legal, es necesario contratar a un traductor jurado que haya prestado juramento ante un tribunal. Este traductor jurado ha jurado, durante una ceremonia oficial en el tribunal, que es capaz y está dispuesto a certificar la conformidad de la traducción con el documento original.

Producir una traducción jurada es una tarea difícil, ya que esta traducción debe reflejar con precisión la forma y el contenido del documento original. Contratar a un traductor jurado equivale a contratar un trabajo de calidad. Para que la traducción sea aceptada por las autoridades, se requiere que el traductor trabaje con el mayor cuidado, ya que el texto traducido debe ser una traducción exacta del documento original. Por lo tanto, se requiere un muy buen nivel de conocimientos lingüísticos.

Un traductor jurado debe tener un perfecto dominio tanto de los idiomas de origen como de destino del documento a jurar. Para jurar las traducciones, simplemente pone su sello debajo de la traducción y firma tanto el original como la traducción.

¿Necesitas una traducción jurada?

Tanto clientes particulares como empresas pueden encargar una traducción jurada a un traductor profesional seleccionado por JuraLink para presentarla a una autoridad pública, etc.

Los traductores jurados son cada vez más necesarios para los particulares y especialmente para los estudiantes. Cuando se estudia en el extranjero, por ejemplo en el marco del programa Erasmus, se requiere una traducción jurada de los diplomas y otros documentos administrativos. Muy a menudo se requiere una traducción jurada de los documentos del estado civil y de los documentos personales (pasaporte y documento de identidad, certificado de nacimiento o actas de defunción, pero también de los antecedentes penales o de los informes de los auditores.

Las traducciones juradas también pueden ser necesarias para fines profesionales y comerciales, como las traducciones de documentos oficiales redactados en un idioma extranjero o que se vayan a presentar en un país extranjero.

Los documentos traducidos por un traductor jurado siempre son suministrados por el traductor en la versión en papel con el sello y la firma manuscrita del traductor. Sólo bajo estas condiciones el documento es válido. Si el documento a traducir se entregó en versión digital, el traductor debe indicar que la traducción jurada se hizo sobre la base de una copia. De lo contrario, la traducción podría no ser reconocida por algunas instituciones.

¿En qué contexto podría ser necesaria una traducción jurada?

Para fines profesionales y comerciales:

Los traductores jurados se utilizan con especial frecuencia con fines profesionales y comerciales, sobre todo en el ámbito del derecho. Por ejemplo, cuando se necesita un documento oficial español en el extranjero o, a la inversa, cuando se necesita presentar un documento oficial extranjero en España. Los representantes de las profesiones jurídicas, como los notarios, los abogados, etc., exigen traducciones juradas cuando los documentos deben intercambiarse entre diferentes países. Para que estos documentos sean reconocidos por los tribunales y autoridades extranjeras, debe ser presentado en una traducción jurada.

Para el establecimiento en el extranjero:

Si deseas establecerte en el extranjero para vivir y trabajar, hay muchas formalidades administrativas y legales que deberás afrontar. Para ello se necesitan traducciones juradas, ya que en cuanto se tienen que presentar los documentos oficiales en el extranjero, deben ser certificados como copias certificadas de los originales. En el caso de una oferta de trabajo, por ejemplo, los documentos pertinentes deben presentarse traducidos hacia el idioma del país, respetando obviamente el estilo apropiado.

A veces las empresas que participan en licitaciones europeas tienen que presentar sus ofertas en el extranjero en forma de traducción jurada. En este punto, es importante señalar que una traducción jurídica y una traducción jurada no son lo mismo: una traducción jurídica no es necesariamente una traducción jurada. La traducción de un contrato, por ejemplo, es una traducción jurídica, pero sólo deberá ser jurada bajo ciertas condiciones.

En resumen, una traducción jurada es necesaria para la presentación y el reconocimiento de ciertos documentos en el extranjero y siempre deberá realizarse por un traductor jurado.

En JuraLink realizamos traducciones juradas de tu:

Y mucho más…